Loading...

Liderazgo como clave del éxito: otro principio de la certificación ISO 9001

El liderazgo en una organización, según el sistema ISO 9001, es de vital importancia. Pero, desafortunadamente, muchos gerentes no saben que dicho sistema es su herramienta de gestión eficaz y eficiente. Según la certificación ISO 9001, los líderes de una organización deben crear y mantener un entorno de trabajo en el que los empleados puedan sentirse cómodos. Solo así se sentirán motivados para lograr los objetivos de la empresa.

Una empresa es tan buena como la visión y competencia de su gerente. Dónde no hay un buen liderazgo, las empresas se acaban encontrando con dificultades para el buen funcionamiento y la calidad de los productos/servicios prestados al mercado se resienten. Un buen liderazgo asegura el bienestar de la empresa, sus clientes, trabajadores y otras partes interesadas.

El liderazgo requiere basarse en ciertos valores. Lo siguiente es lo que los líderes actuales y futuros deberían hacer y lo que no deberían hacer: 

1. Enfocar la misión y la perspectiva de la organización hacia las necesidades de todas las partes interesadas.

El liderazgo tiene que estar enfocado siempre a los clientes, propietarios/financiadores, trabajadores, proveedores, comunidad local y sociedad en su conjunto, porque, como hablábamos en el artículo anterior sobre el enfoque al cliente, esa será la garantía de que la organización resulte exitosa. 

2. No preocuparse solo por su éxito profesional y económico, desatendiendo a los empleados.

El líder es el responsable del éxito de sus trabajadores. 

3. Ser justo.

Tiene que ser un buen modelo del papel que desempeña, y no predicar lo que no practica. 

4. Proporcionar al personal los recursos necesarios, incluida la formación.

No hay que tratar de ahorrar dinero a costa de sobrecargar al personal. El desgaste profesional de los trabajadores hará que pierdan interés y motivación y, a la larga, resultará más costoso. 

5. Establecer una relación entre el personal y la organización en la que todos ganen.

Dar libertad al personal, con tareas y responsabilidades bien definidas, confiando en él y delegando siempre que sea necesario. 

6. El liderazgo debe propiciar la apertura y la transparencia en todas las actividades y en la comunicación.

Ello ayudará a crear una confianza mutua y a eliminar el temor. Hacer que el personal disfrute de los beneficios de una atmósfera de trabajo amable, del crecimiento sostenido del negocio y de unos clientes satisfechos. 

En resumen, hay 4 Cs que hay que tener en cuenta para llevar un buen liderazgo, que son:

  • En primer lugar, «C» de Causa: Luchar para una misión empresarial que beneficie a la sociedad. 
  • En segundo lugar, «C» de Cerebro: El líder debe usar el cerebro fríamente, en el sentido de no perder tiempo innecesariamente en el logro de objetivos, esperar si hace falta para esquivar un obstáculo, y luchar hasta el final con determinación.
  • Por otro lado, «C» de Corazón: La empatía hacia los clientes, trabajadores y otros partes interesadas es muy importante para crear armonía y sentido de pertenencia.
  • Por último, «C» de Casa: Para poder sostener un buen liderazgo, uno tiene que conciliar el trabajo y la familia para su bienestar emocional, y, por tanto, el de sus trabajadores.
By | 2019-09-23T15:16:14+02:00 septiembre 23rd, 2019|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Esta página usa cookies de terceros para mejorar la experiencia del usuario política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies