Loading...

Seguridad y salud en el trabajo.

Las organizaciones excelentes obtienen resultados mejores que la media.

  • 2,3 millones de muertos anualmente a nivel mundial.
  • Pérdidas económicas equivalentes al 4% del PIB mundial.
  • + 500.000 accidentes y cerca de 500 muertes en España.
  • La Seguridad y Salud en el Trabajo (SST) es el camino para combatirlo.
  • ¿ISO 45001, es una herramienta eficaz para conseguirlo?

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cada año mueren más de 2,3 millones de personas a causa de accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo, lo que genera una pérdida económica equivalente al 4% del PIB mundial. En el caso de España, en el año 2017 se produjeron un total de 515.082 accidentes con baja durante la jornada laboral de los cuales 496 accidentes fueron mortales, según el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST).

Las Administraciones Públicas de los Estados, conscientes de la importancia y repercusión social y económica de las condiciones laborales, determinan las políticas aplicables en el ámbito de la prevención de riesgos y desarrollan todo un marco legislativo orientado a mejorar las condiciones laborales, controlar las medidas adoptadas por los organismos que tienen competencias en temas de prevención y fomentar la participación de empresas y trabajadores a través de sus órganos representativos.

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales  y el Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención y sus posteriores modificaciones, constituyen el marco legislativo de referencia fundamental en material de Seguridad y Salud en el Trabajo. Adicionalmente podremos encontrar una amplia legislación para abordar cuestiones específicas y también sectoriales que pasas por el: Real Decreto 1215/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo, el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción, el Real Decreto 656/2017, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos y sus Instrucciones Técnicas Complementarias MIE APQ 0 a 10 entre muchas otras, que regulan cuestiones específicas en material de seguridad y salud en el trabajo.

Algunas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, como la OIT, la Agencia de información de la Unión Europea para la seguridad y la salud en el trabajo (EU-OSHA) y sus centros de referencia nacionales como sería el INSST en el caso de España, trabajan para promover el diálogo entre empresas, trabajadores y gobiernos en temas relacionados con el trabajo y promover la creación de lugares de trabajo más saludables, seguros y productivos, fomentando la cultura de la prevención de riesgo para mejorar las condiciones de trabajo. Otros organismos como la Organización Internacional para la Normalización (ISO), a través de sus Comités Técnicos temáticos, como es el caso del Comité Técnico ISO/TC 283 que ha desarrollado la norma ISO 45001 Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el trabajo, también contribuyen a promover mejores prácticas empresariales en esta materia. 

Desde esta perspectiva global, y haciendo una buena interpretación, la norma ISO 45001:2018 y su predecesora la especificación OHSAS 18001:2007, nacen con la intención de ayudar a las empresas a dar un paso más allá del estricto cumplimiento legal y a través de la implementación eficaz de un sistema de gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST), ser capaces de obtener resultados mejores que la media en los principales indicadores de SST. Pero realmente, ¿Las empresas que implementan ISO 45001, son capaces de obtener resultados por encima de la media?

Un primer paso para dar respuesta a esta cuestión, sería ver el nivel de acogida y por tanto de certificación de esta norma, no obstante nos encontramos ante la dificultad de que aún no se disponen de estadísticas ISO 45001 por su reciente incorporación a ISO y las informaciones sobre el número de certificaciones OHSAS, no son suficientemente significativas o fiables. Una posible aproximación, y con todas las reservas, la podríamos encontrar, analizando las certificaciones de sus homólogas ISO 9001 e ISO 14001, ya que también son normas orientadas con un amplio interés social y empresarial y de aplicación global en todas las organizaciones.

Fuente:Encuesta ISO

Si pudiéramos realizar una aproximación a estos datos, podríamos concluir que la ISO 45001, dispondrá de una buena acogida en el mundo empresarial. Adicionalmente se han tomado como referencia certificaciones del sector de la construcción por sus altos niveles de accidentabilidad.

Recopilemos algunos datos más.

Evolución temporal de los índices de incidencia sectoriales de accidentes de trabajo con baja

Fuente: Anuario de Estadísticas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social 2017. MITRAMISS.

Nota: El Indice de Incidencia es un indicador relaciona el número de accidentes que se producen en un periodo determinado (un año) con la población que potencialmente puede padecerlos, expresándose por cada 100.000 trabajadores afiliados con la contingencia de accidente de trabajo y enfermedad profesional cubierta.

Evolución de los índices de incidencia sectoriales de accidentes de trabajo mortales

Fuente: Anuario de Estadísticas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social 2017. MITRAMISS

Índices de incidencia por edad de accidentes

Fuente: Estadística de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Datos anuales 2017. MITRAMISS.

Índice de incidencia de accidentes mortales por edad

Fuente: Estadística de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Datos anuales 2017. MITRAMISS

Índice de incidencia por tipo de contrato y sector de actividad

Fuente: Estadística de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Datos anuales 2017. MITRAMISS

Del análisis de los datos y gráficas anteriores podemos extraer algunas conclusiones:

  • Los sectores con mayor accidentabilidad son el sector de la construcción, la industria y el sector agrario, detectando un repunte de accidentes en los últimos años, si bien este repunte no se traslada en un crecimiento de los accidentes mortales.

  • La franja de edad de entre 16 y 24 años presenta una tasa de accidentes sensiblemente superior a otras franjas de edad. No obstante la tasa de accidentes mortales es creciente con la edad.

  • Los trabajadores con contratos temporales presentan un mayor nivel de accidentabilidad.

El análisis de estas informaciones y otras relevantes para la organización debe ayudar a establecer y orientar la estrategia en materia preventiva dentro de la organización, para poder minimizar los accidentes, enfermedades profesionales y otras ineficiencias (Fallos del Sistema de Gestión de la SST) y poder obtener resultados mejores que la media.

Es precisamente el minimizar los fallos, el objeto de ISO 45001. Esta norma, presenta una Estructura de Alto Nivel (HLS), que consta de los siguientes apartados:

1. Objeto y campo de aplicación

2. Referencias normativas

3. Términos y definiciones

4. Contexto de la organización

5. Liderazgo

6. Planificación

7. Apoyo

8. Operaciones

9. Evaluación del desempeño

10. Mejora.

Esta HLS, es común a otras normas de sistemas de gestión como ISO 9001 e ISO 14001 y de esta manera son más fácilmente integrables las políticas y requisitos de SST, que por otro lado, esta integración de la preventiva en la actividad de la organización, es el objeto principal de la Ley 31/1995.

La implantación de la ISO 45001 es una palanca o un resorte para implementar una cultura preventiva en la organización, no obstante no aportará resultados mejores que la media, si el enfoque principal, aunque legítimo, es utilizar la certificación de la norma como un argumento de márquetin o para incrementar puntos en una licitación.

Como todo Sistema de Gestión, debe tener un claro enfoque a la Gestión de Riesgos de Fallo y el paso previo es comprender el propio contexto y realidad de la organización y analizar la información interna y externa disponible, en particular analizar las causas raíz de los fallos.

Desde esta perspectiva podemos analizar la siguiente información:

Distribución porcentual de los Bloques de causas por Sector de actividad de los accidentes mortales

Fuente: Análisis de la mortalidad por accidente de trabajo en España 2015. INSSBT

Nota: Análisis realizado a 160 accidentes de trabajo mortales durante el 2015. La clasificación de causas corresponde a la establecida en la Nota Técnica de Prevención 924 del INSSBT: “Causas de accidentes: clasificación y codificación”

Una de las conclusiones que podemos sacar del estudio es que las causas que se encuentran presentes en un mayor % de accidentes mortales están vinculadas con la organización del trabajo (métodos de trabajo, realización de las tareas, formación e información sobre la tarea) y la gestión preventiva (evaluación de riesgos, aplicación de medidas preventivas,…), por lo que un análisis profundo de estos aspectos de la organización son un buen punto de referencia, para saber qué elementos deben reforzarse en el Sistema.

Cada organización es diferente y por tanto las estrategias a seguir serán específicas para cada una de ellas, dicho lo cual, planteamos algunas claves que pueden contribuir conseguir un Sistema de SST que consiga resultados mejores que la media:

  • Alto compromiso y liderazgo del Equipo Directivo en el ‘Proceso Preventivo’. Según el Análisis de la mortalidad por accidente de trabajo en España 2015. INSSBT, en el 77,5% de los accidentes mortales investigados se había realizado una Evaluación de Riesgos, de estas evaluaciones en el 65,3%, se había detectado la existencia de los riesgos mortales que finalmente sucedieron, en el 74.4% de los casos se había asociado una o varias medidas preventivas, sin embargo solo en el 28,6% de los casos se había implementado estas medidas preventivas (Fuente: Análisis de la mortalidad por accidente de trabajo en España 2015. INSSBT)

  • Incentivos positivos. Establecer políticas de retribución variable del personal que incluya aspectos relacionados con la SST.

  • Implicación del Equipo. El personal encargado de la SST, los diferentes mandos y equipo directivo, deben vivir el trabajo de campo, no es suficiente con verlo desde la barrera o analizarlo solo con datos desde la oficina.

  • Indicadores de SST. Disponer de un Sistema de indicadores fiable y difícilmente alterable, así como datos sectoriales para poder compararlos y conocer donde está la organización respecto a la media, debe ser una información permanentemente analizada.

  • Principio del sentido común. Ser coherente manteniendo un equilibrio razonable entre la aplicación de medidas encaminadas a eliminar los riesgos o a establecer nuevos métodos y procesos menos peligrosos y el uso de medidas de protección individual. En ocasiones encontramos una presión muy grande al trabajador para que use Equipos de Protección Individual (EPI’s) y en cambio cuando se informa de un riesgo estructural, tal como un potencial desprendimiento en fachada por fisuras o filtraciones la organización no aplica ninguna medida.

  • In Itinere. Integrar dentro del Sistema de SST, la política de seguridad vial, ya que cerca del 15 % de los accidentes de trabajo son in itinere.

  • Información vs. desinformación. La información preventiva a los trabajadores es una herramienta muy poderosa para conseguir una adecuada cultura preventiva. Tratar la información como un trámite o sin el debido cuidado (un exceso de documentos o un enfoque inadecuado de los mismos puede causar desinformación) influirá negativamente en el resultado.(Estudios como “Evidencias científicas bibliográficas sobre la actividad preventiva de información a los trabajadores” de la UAB de Nov. 2010, aportan conclusiones interesantes en este ámbito).

  • Seguridad activa y pasiva. Existen numerosas informaciones que apuntan que apostar por la seguridad activa y pasiva en equipamiento e instalaciones aprovechando los avances tecnológicos reducen la probabilidad de accidentes y reducen su gravedad en caso de producirse.

  • Conocimiento y sensibilización. Transmitir adecuadamente el conocimiento y sensibilizar al personal es una herramienta poderosa. Casos como el de un operario que se introduce solo dentro de una prensa que presenta un fallo y llega el “tonto” de turno y activa la máquina provocando un accidente mortal, son claramente evitables.

  • Auditorías ISO 45001 de valor añadido. Los diferentes actores que participan en el Sistema de SST, deben de contribuir al logro de los objetivos en materia de SST de la Organización. En particular las auditorías de certificación de sistemas de SST basados en ISO 45001, deben realizarse aplicando una interpretación inteligente de los requisitos de la norma y focalizarse en aquellos aspectos que contribuyan a conseguir resultados mejores que la media (Índice de incidencia por debajo de la media del sector), aportando valor añadido y sin generar burocracia a la organización. 

Está claro que cada organización deberá aplicar sus propias políticas y estrategias, pero es evidente que atendiendo a los datos mundiales y en particular los de España, aún queda un amplio margen para mejorar – para reducir “fallos”-. Una oportunidad para las empresas para ser socialmente más responsables y reducir costes innecesarios.

→ ISO 45001 por sí sola no hará que las empresas consigan resultados mejores que la media.

→ ISO 45001 con una clara voluntad e implicación del equipo de dirección en aplicar una verdadera cultura preventiva, SI se puede utilizar como una herramienta para hacer empresas excelentes y conseguir resultados mejores que la media.


Juan Antonio Tormo

Ingeniero Industrial

Auditor Jefe y Formador de SPG, Certificación

By | 2019-06-28T09:50:25+02:00 abril 3rd, 2019|0 Comments

Leave A Comment

Esta página usa cookies de terceros para mejorar la experiencia del usuario política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies